anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

      LA ESTACIÓN DE LLUVIAS

Es un día de lluvia en Nepal
y en el antiguo hotel donde me alojo
veo a través de los cristales olvidados
un gran rosal de rosas blancas que se elevan
hasta el viejo balcón que es mi palacio abierto
hacia la luz del sol y las gentes de los patios.

De entre los muros húmedos y grises de letargo,
cansados de pobreza y rotos por el tiempo,
surge la flor vibrante, ligera y ofrecida
mientras se embebe de lluvia su imagen luminosa
que me absorbe la vista, el pensamiento entero
y aun todos los sentidos escapan de mi cuerpo.

Cae la lluvia, cae y cae,
arreciando el tambor improvisado
del mensaje disuelto de los cielos
que en su volcado amor besan la tierra
en miríadas de besos que resuenan
en cada gota que muere contra el suelo.

Sobre los tejados, dormidos en metales oxidados
que remiendan las tejas del pasado,
vierten las aguas sus incontables trazos
en un sinfín de líneas danzando en las canales
que esparcen sus dibujos al fondo de los patios.

Y la flor, blanca como su pureza,
se inclina agradecida con el peso
que llena la vasija de sus pétalos:
Grácil adoración que pende sobre el viento
por tanta vida libre derramada.
Pero... ¿a quién le interesan estas cosas
cuanto tantos trabajan por lo muerto?

Kathmandú, diciembre 1983

Amado Lumbela


subir   poema aleatorio   Amado Lumbela   siguiente / next   anterior / previous